Retiro sin costo en Escuela Militar. Por compras sobre 20.000 despacho gratis comunas Gran Santiago. Despacho demora 2-4 días hábiles

¿Es real que el té adelgaza?


Después del agua, el té es la bebida más consumida en el mundo. Existen muchísimas variedades, desde blanco al negro , desde verde a oolong.

Todos naturalmente tienen altas cantidades de sustancias promotoras de la salud llamadas flavonoides. Por lo tanto, se cree que disminuyen la inflamación y protegen contra enfermedades como la enfermedad cardíaca,  la diabetes, como antiinflamatorios y antioxidantes.

Pero, ¿puede adelgazar el té?

Una taza de té todos los días no es garantía de que te entrarán otra vez esos jeans ajustados que quieres ponerte. Pero si reemplazas tu café con leche entera por té con limón te ahorrarás unas 300 calorías. Y si lo acompañas con una dieta saludable y ejercicio, te ayudará a tener éxito en perder peso.

Los tés tienen un tipo de flavonoide llamado catequinas que pueden estimular el metabolismo y ayudar a su cuerpo a descomponer las grasas más rápidamente. Y la cafeína en muchos tés aumenta tu consumo de energía, haciendo que quemes más calorías. Estos dos compuestos funcionan muy bien juntos para ayudar a bajar de peso durante una dieta.

Un estudio del International Journal of Obesity publicado en el año 2009 analizó el efecto de estos componentes del té verde y concluyó que se lograba un descenso de peso promedio de 3 kilos en 3 meses. Esto se consideró especialmente útil al final de las dietas, cuando ya se ha adelgazado unos kilos, el metabolismo se hace más lento y se hace difícil bajar de peso.

No solamente el té verde es útil en las dietas para adelgazar. Investigadores de la Universidad de California demostraron que el té negro disminuye la absorción de grasas en el intestino. Esta acción se debe al efecto que tiene el té negro en la flora intestinal que regula la absorción o eliminación de nutrientes.  Pero ojo: este efecto no se logra si le agregas leche al té negro.

El famoso efecto Détox

Como el té verde no se fermenta, tiene un alto contenido en unas catequinas especiales llamadas EGCG. Los estudios demuestran que las personas que tomaron un extracto de té verde rico en EGCG perdieron peso, en especial de la zona abdominal.

Para lograr los mismos efectos de estos estudios deberías tomar unas 5 tazas de té verde por día. Pero puedes lograr buenos resultados si la infusión que tomas tiene otros agregados, como los que se encuentran en los llamados “tés Détox”.

Las mejores preparaciones Détox como té para adelgazar contienen algún diurético (regaliz / ortiga, diente de león) que ayuda a eliminar líquido retenido , anti inflamatorios intestinales (cilantro), algún laxante suave (eccinacea) e incluso un relajante para combatir la ansiedad , como la valeriana.

Así que una buena dieta acompañada por un té Détox es una decisión muy saludable para perder peso y también para desintoxicarte después de algún exceso alimenticio.

El té Oolong como té para adelgazar

Aunque popularmente el té verde es el más mencionado para acompañar dietas, el té Oolong también es una muy buena opción. Este té se hace secando las hojas de té con el calor del sol. Como el té verde, es una rica fuente de catequinas. Los estudios sugieren que el té oolong, cuando se acompaña de una dieta saludable, aumenta la pérdida de peso por cuatro mecanismos de acción posibles:

- Logrando que se quemen más grasas (por la cafeína)
- Disminuyendo la absorción intestinal de grasas (catequina EGCG)
- Aumentando la sensación de saciedad después de comer
- Dando más energía para hacer ejercicio físico.

Té para reducir el apetito:

       Se cree que el té puede contener compuestos que ayudan a reducir o suprimir el apetito. Si se reduce el apetito por beber té, en especial oolong y negro, podríamos ingerir menos calorías o evitar las tentaciones que hacen fracasar cualquier dieta.

      Aunque los polifenoles del té pueden interactuar con sustancias neuroquímicas y hormonales para regulan apetito, también es posible que el contenido de cafeína sea el responsable de lograrlo.

      Una revisión de estudios del año 2017 concluyó que la ingesta de cafeína 0.5 a 4 horas antes de una comida puede disminuir la cantidad de calorías que se consumen. Suponiendo que la supresión del apetito es consecuencia de la ingestión de té y conduce a una reducción en la ingesta diaria de calorías, entonces este podría ser un mecanismo por el cual se produce la pérdida de peso.

      Así que algunas tazas de té al día pueden darte herramientas extra cuando estás siguiendo una dieta o haciendo ejercicio para bajar de peso. Simplemente se trata de no esperar milagros dentro de una taza, de té o de cualquier bebida. Adelgazar y sostener el peso requiere un enfoque de estilo de vida completo que incluya cambios en la dieta y actividad física, además de aprovechar los beneficios de un buen té.

      Fuentes: