Retiro sin costo en Escuela Militar. Por compras sobre 20.000 despacho gratis comunas Gran Santiago. Despacho demora 2-4 días hábiles

¿Qué tipos de té verde existen?


Si estás iniciándote en el placer de degustar variedades de tés, es probable que hayas empezado por incorporar a tu vida diaria el té verde. Por algo es el más consumido en el mundo.  

No es que el té verde sea “mejor” que otros tipos de té: cada uno tiene sus cualidades. Pero un buen té verde se caracteriza por ser dulce y fresco como una copa de buen vino blanco, vigorizante como una ducha fría y cálido como un día de primavera.

Y al igual que el vino blanco, el té verde no es una bebida única: pueden encontrarse en el mercado varios tipos de té verde, desde variedades económicas hasta calidades Premium que se comercializan especialmente en Asia para paladares muy exigentes.

DIME DE DÓNDE VIENES Y TE DIRÉ CUÁNTO VALES

Como todas las variedades de té, el té verde se obtiene a partir de las hojas del arbusto Camellia sinensis y al igual que las bananas y las paltas, estas hojas comienzan a oscurecerse apenas cosechadas por la simple exposición al aire.

Para obtener el té verde, este proceso de oxidación se detiene aplicando calor, en hornos o corrientes de vapor, hasta que las hojas se sequen, luego se enrollan, se enfrían y envasan al vacío.

De acuerdo a las temperaturas aplicadas, al tiempo de cosecha y a la selección de hojas mediante máquinas o a mano, la calidad del té verde, su sabor y nutrientes pueden variar bastante. Pero lo que realmente marca la diferencia es dónde se cultiva: el clima, la altitud y el tipo de suelo en esa zona.

Algunos tés son tan famosos y preciados que los comerciantes pueden cobrar precios astronómicos por ellos. En general, el té verde obtenido de zonas montañosas elevadas se considera superior y cuesta más que el cultivado cerca del nivel del mar. El aire frío y húmedo de la montaña y las fluctuaciones de la temperatura hacen que el té sea profundamente matizado y sabroso.

Las regiones distantes y las altas cumbres de las montañas también influyen en algo más: están más lejos de las ciudades contaminadas. El aire limpio es un ingrediente vital en el buen té y asegura mayor calidad.

China y Japón son los productores de té verde de mejor calidad, y para ir conociendo un poco más sobre las alternativas mencionamos las variedades más frecuentes que pueden encontrarse en una tienda de té. Los dos grandes grupos de té verde refieren a su origen:

TÉS VERDES JAPONESES:

El té verde es tan común en Japón que cuando uno pide “un té”, entienden que pides un “té verde”. Hay varias calidades:

  • Sencha (té tostado):
  • Es el típico té verde japonés, el más conocido y el que se bebe a diario en todo Japón. Se cultiva especialmente en la región de Kioto y a pleno sol. Es económico, ya que se procesa de la forma más sencilla y rápida: aplicando vapor a las hojas recién cosechadas. Tiene un sabor ligeramente salino y cierto tono amargo muy sutil. Su aroma recuerda al de los pinos. Es muy probablemente la variedad de té que has estado comprando y bebiendo todos los días.


  • Fukamushi Sencha o Ryocucha (té al vapor):
  • Es del mismo origen que el anterior, pero en este caso la aplicación de vapor es más prolongada. Como resultado el té verde tiene un sabor más intenso y las hebras son más oscuras. Se elimina la sensación astringente que queda en el paladar al beber el té verde Sencha común.


  • Gyokuro (rocío de Jade):
  • De un color más pálido que los anteriores, tiene un sabor menos astringente y más dulce. Esto es debido a que las ramas del arbusto son tapadas con telas especiales una semana antes de la cosecha. Al recibir menos sol, se disminuye la producción de catequinas y se aumenta la concentración de aminoácidos, de ahí los cambios en color y sabor respectivamente.


  • Kabusecha (té cubierto):
  • Las hojas nuevas crecen a la sombra durante toda la estación, obteniéndose un té más delicado aún, pero de color más oscuro.


  • Matcha (té molido):
  • Este té verde es reducido a polvo justo antes de empacarlo. Es un té de alta calidad, y el que se utiliza en la famosa ceremonia del té. Lo producen árboles de té muy viejos (pueden ser de 100 años).


  • Genmaicha (té de arroz)
  • En este caso el té verde común (Sencha) se mezcla en proporciones iguales con granos de arroz integral cocido y tostado. El sabor resultante es una mezcla del salvado tostado y fondo refrescante del té verde. Como tiene poca cafeína, es muy bebido por los niños.


  • Hojicha (completamente tostado):
  • Las hojas de té Sencha  son tostadas en una cacerola a 200 C. La mayor parte de la cafeína es eliminada y el té obtenido es pálido y ligero, ideal para niños y ancianos.


  • Shincha (té nuevo):
  • Este té se obtiene al comienzo de la temporada, de las hojas nuevas del arbusto. Es más dulce y contiene menos cafeína. La tradición sostiene que, si se cosecha exactamente el día 88 de la temporada, al tomarlo gozarás de buena salud todo el año.

    Te puede interesar: Los top 12 productores de té mundial


    TÉS VERDES CHINOS:

    Al ser los primeros en descubrir el té, los chinos cuentan con muchísimas variedades. Algunas pueden ser muy caras y sólo disponibles para los sectores más ricos de la sociedad.


  • LongJing (Pozo del Dragón):
  • Es el té chino de mejor calidad y por lo tanto el más caro. Se cultiva en la provincia de Zhejiang y si es proveniente de otra región se considera una burda imitación. El precio del verdadero Longjing puede ser de alrededor de 500 dólares el medio kilo. El sabor es suave, pero claramente vegetal, a espinacas y hierba fresca y castaña. Personal muy calificado recolecta de noche y madrugada los brotes de té más nuevos y suaves. Las hojas se tuestan en un wok durante horas, removiéndolas constantemente con las manos desnudas. Este proceso es tan artesanal que un trabajador necesita varias horas para producir sólo 100 gramos de té verde LongJing, de ahí su costo elevado.

    Además, la temporada en que se producen estos brotes nuevos es sólo de 2 a 4 semanas al año.


  • Bilochum (té caracol): Es otro té verde Premium, pero más accesible que el anterior. Al aplicarle vapor, las hojas se enrollan como un caracol. Tiene un sabor más frutal que el anterior y también es de cosecha temprana.

  • Gunpower (té pólvora):
  • Un té verde con precio para todo público, el Gunpower es llamado así no por su efecto sino por su aspecto: las hojas se enrollan como pequeños granos de pólvora luego de ser asadas. El color del té es verde oliva, de sabor dulce y aromático.

    Otros tés verdes chinos populares son el Chung Mee (sabor a ciruelas) y el Taiping houkui (de hojas alargadas).

    No hace falta que viajes a Asia para degustar estos tés. En las tiendas de té especializadas puedes llenarte de los aromas y sabores exóticos de estos tés verdes, considerados los mejores del mundo.

    Te interesará leer también: Beneficios y propiedades del té verde

    Fuentes: